Aprender a Debatir

Claridad. Introducción

1. Claridad en la expresión

2. Claridad en la presentación de los contenidos

1. Claridad en la expresión

La claridad expresiva se sustenta en el uso de un léxico rico, variado y preciso.

En la expresión oral, a veces, se incurre en el vicio de usar muletillas o palabras comodín que imprimen un carácter impreciso o reiterativo a nuestro discurso. Es preciso evitarlas y sustituirlas por términos de mayor concreción semántica. En este sentido resulta fundamental el uso de tecnicismos.

Describimos a continuación las principales relaciones semánticas que establecen entre sí las palabras, haciendo referencia a cómo pueden usarse como instrumentos para lograr la claridad en la expresión:

Relaciones semánticas

Sinominia

Relación que se establece entre términos que comparten un mismo significado o significados muy parecidos. En un debate el uso de sinónimos evita las repeticiones excesivas y enriquece el léxico del debatiente.

Energía nuclear / energía atómica.

Pagar en B / pagar en negro

Antonimia

Relación que se establece entre términos de significado opuesto. En un debate el uso de antónimos manifiesta de forma clara la oposición existente entre las ideas defendidas por los distintos debatientes. La antonimia se puede asociar a recursos retóricos como la antítesis, el contraste, la paradoja o el oxímoron, que pueden alcanzar gran fuerza persuasiva combinados con recursos morfo-sintácticos como las correlaciones y los paralelismos. Algunos antónimos se forman a partir de prefijos de significado negativo: a-, anti-, des-, in-.

Lealtad / deslealtad, traición, justicia / injusticia, pronto / tarde, verdadero / falso, mejor / peor…

Hiponimia, hiperonimia, cohiponimia. Campo semántico

Relación léxica de inclusión que se establece entre un término genérico (hiperónimo) cuyo significado engloba el de otros términos más específicos (hipónimos). La cohiponimia es la relación que se establece entre hipónimos dependientes de un mismo hiperónimo. Un campo semántico está constituido por un hiperónimo y sus correspondientes hipónimos. En el debate el uso de términos hiperónimos, hipónimos y cohipónimos evidencia y asegura la coherencia y cohesión del discurso.

Hiperónimo: país.

Hipónimos: España, Francia, Alemania, China, Estados Unidos… (Estos términos son cohipónimos entre sí). Todos los términos anteriores forman un campo semántico.

Familia de palabras o familia léxica

Está formada por el conjunto de palabras que comparten la misma raíz o lexema, por lo que evidentemente hacen referencia a un mismo significado gramaticalizado de formas diferentes. Como sucede con el uso de hipónimos e hiperónimos, el uso de palabras pertenecientes a la misma familia léxica constituye un mecanismo de cohesión de gran importancia, lo que debe ser tenido en cuenta por los participantes en un debate.

Economía, macroeconomía, economizar, económico...

Política, político, politiqueo, politizar, politización, políticamente…

Polisemia. Homonimia

La polisemia es la relación que se establece entre las distintas acepciones o significados de una palabra; estos significados han de estar relacionados entre sí. La homonimia consiste en la identidad entre significantes de términos con significados distintos. Tanto la polisemia como la homonimia pueden dar origen a la ambigüedad, por lo que sólo deben usarse en el debate cuando el contexto sea suficientemente clarificador o como un recurso intencionado para jugar con los diversos significados de las palabras.

Polisemia: ratón (animal, pieza del ordenador).

Homonimia: vino (verbo venir), vino (bebida).

Uso intencionado de la homonimia: “En la situación actual los únicos bancos que procuran el descanso de los ciudadanos son los del parque”.

Campo léxico-asociativo

Está formado por un conjunto de palabras que guardan estrecha relación de significado entre sí  y que pertenecen al mismo ámbito o esfera de la realidad. Suele incluir antónimos, sinónimos, hipónimos, hiperónimos y cohipónimos. Los participantes en un debate deben usar términos pertenecientes al campo léxico-asociativo definido por el tema del debate, si desean que su discurso resulte coherente..

Campo léxico-asociativo en torno a la energía nuclear: armas atómicas, uranio, residuos radiactivos, reactores, chimeneas, bomba atómica, centrales nucleares…

Los ejercicios que planteamos a continuación te permitirán identificar las relaciones semánticas anteriormente descritas e incrementar tu caudal léxico.

2. Claridad en la presentación de los contenidos

En cualquier texto de carácter argumentativo los contenidos han de presentarse de forma clara. Cuanto mayor sea la claridad en la forma de organizar y disponer los argumentos, mayor será el grado de comprensión de los receptores y mayor nuestra eficacia persuasiva.

Unos instrumentos lingüísticos privilegiados para dotar a nuestras argumentaciones y razonamientos de claridad estructural son los denominados conectores textuales, que funcionan como enlaces supraoracionales y permiten enlazar los diversos enunciados y conjuntos de enunciados que componen el texto. A continuación aparecen clasificados y descritos y varias actividades que te permitirán ejercitarte en su uso:

A. Conectores ordenadores del discurso o estructuradores de la información:

De apertura o presentación

Señalan el comienzo del texto.

Para empezar, había una vez, en primer lugar….

De continuidad

Indican que se añaden nuevos enunciados al discurso, sin que se establezcan relaciones definidas entre unas ideas y otras.

Luego, después, entonces, en otro orden de cosas…

De cierre o conclusivos

Marcan el final del texto o de una parte del texto bien definida.

Para acabar, por último, finalmente, en último lugar, en definitiva…

De transición

Señalan un cambio de idea principal o introducen un matiz en el tema.

Por otro lado, dicho esto, en cuanto a, respecto a…

Digresores

Introducen un comentario lateral con respecto a la planificación del discurso anterior.

Por cierto, a propósito, a todo esto…

B. Operadores discursivos:

Expresan la actitud del emisor ante el enunciado y orientan hacia un tipo de tratamiento de la información. Señalamos los siguientes tipos:

De expresión del punto de vista

Señalan el carácter subjetivo de lo que se expresa.

En mi opinión, desde mi punto de vista….

De manifestación de certeza o refuerzo argumentativo

Su significado refuerza como argumento el miembro del discurso en el que se encuentra frente a otros posibles argumentos.

De hecho, evidentemente, en efecto, en realidad, por supuesto...

De reformulación

Presentan el miembro del discurso en el que se encuentran con una expresión más adecuada de lo que se pretendió decir con un miembro precedente.

Explicativos: presentan el nuevo miembro del discurso como una explicación del anterior.

Es decir, o sea, esto es, a saber…

Rectificativos: el contenido del segundo enunciado corrige en todo o en parte un primer enunciado que el emisor no considera adecuado.

Mejor dicho, quiero decir, bueno…

De distanciamiento: privan de pertinencia el miembro discursivo anterior.

En cualquier caso, en todo caso, de todas formas…

Recapitulativos: introducen una recapitulación o conclusión de un miembro discursivo anterior.

En conclusión, en suma, resumiendo, en una palabra, en definitiva…

De ejemplificación: el enunciado presenta uno o varios casos concretos relacionados con una idea general aparecida previamente.

Por ejemplo, verbigracia, en concreto, en particular, especialmente…

C. Conectores:

Establecen las relaciones internas o semánticas en el discurso. Vinculan semántica y pragmáticamente un miembro del discurso con otro anterior, de tal manera que el marcador guía las inferencias que se han de efectuar del conjunto de los dos miembros discursivos conectados. Se pueden señalar las siguientes clases:

Aditivos o sumativos

Unen a un miembro del discurso anterior otro de la misma orientación.

Además, también, incluso, y, también, asimismo, tampoco….

Contraargumentativos o contrastivos

Introducen relaciones de contraste o contradicción entre los enunciados.

Pero, sin embargo, por el contrario, no obstante, en cambio, ahora bien…

Consecutivos

Conectan una consecuencia con su antecedente

Por tanto, luego, así, pues, por consiguiente, de ahí que…

Temporales

Establecen una conexión temporal entre los enunciados. Funcionan, en ocasiones, como organizadores del discurso.

Entonces, de pronto, mientras tanto, ahora, de repente, anteriormente…

Espaciales

Establecen una conexión espacial entre los enunciados. Funcionan en muchas ocasiones como organizadores del discurso.

Aquí, más adelante, enfrente, arriba, al fondo…

D. Marcadores conversacionales:

Su función es la de iniciar, mantener o terminar la conversación o enlazar preguntas y respuestas; pertenecen al ámbito dialógico.

De modalidad epistémica

Se utilizan en enunciados declarativos o aseverativos e indican evidencia u orientan sobre la fuente del mensaje.

En efecto, claro, por supuesto, por lo visto, al parecer….

De modalidad deóntica

Reflejan actitudes del hablante relacionadas con la expresión de la voluntad. Indican si el hablante acepta o no lo que se infiere del fragmento discursivo al que remiten.

Bueno, bien, vale, de acuerdo, claro…

Enfocadores de la alteridad

Señalan el enfoque de las relaciones con el interlocutor que establece el que habla. Son indicadores de la cortesía verbal.

Por favor, oiga, verás, hombre, bueno…

Metadiscursivos o de contacto

Se trata de formulismos fáticos encaminados a llamar la atención del interlocutor y a mantener la conversación.

¿Me entiendes?, ¿vale?, ¿verdad?, oye, mira…

Grupo Gorgias -2016-

Top Desktop version